Seleccionar página

La demanda de dispositivos con dimensiones cada vez menores hace que la adopción de la tecnología rígido-flexible sea una tendencia clara dentro de la industria.

La tecnología evoluciona a un ritmo vertiginoso, dónde los dispositivos cada vez son de menor tamaño y con mayores funcionalidades. De esta manera, los circuitos impresos evolucionan de la misma manera y se busca ahora en el mercado el uso de circuitos rígidos-flexibles que son una clara tendencia ya que aportan ventajas importantes. Los sectores dónde más útiles son estos circuitos pueden ser: IoT, comunicaciones, automoción o medicina.

Un segmento en el mercado que según diferentes estudios indican se espera que genere ingresos por valor de más de dieciséis mil millones de dólares para 2021, un incremento del 21% respecto a 2016. ¿Por qué se espera este aumento de la demanda?

  • Compatibilidad con temperaturas altas
  • Integridad de señal mejorada
  • Reducción de número de pasos necesarios para el montaje
  • Ahorro a largo plazo en el coste de materiales
  • Fiabilidad
  • Realización de diseños más complejos

A pesar de las múltiples ventajas que puede ofrecer este tipo de circuitos frente a otros rígidos, la realidad es que no siempre se decanta por esa tecnología ya sea por falta de conocimientos y experiencia, o ya sea por falta de material para su producción o montaje. En definitiva, la tecnología rígido-flexible resulta fundamental en determinados casos como son: espacios reducidos, flexibilidad, complejidad en los diseños. Desde ELATE S.A hemos observado un crecimiento en este tipo de circuitos en los últimos años, y estamos especializados en la fabricación y montaje de cualquier circuito.

ELATE S.A | UN SERVICIO COMPLETO EN UN ÚNICO PROVEEDOR